Mendigoiti IP (Navarra)

Mendigoiti IP: una escuela pública, viva y activa de Navarra

Mendigoiti IP es una escuela pública, viva y activa que nació en el año 2000 como una escuela tradicional con muchas inquietudes. Unas inquietudes que, unidas a un acelerado descenso de la natalidad, se convirtieron en una oportunidad para buscar otras maneras de hace las cosas. Un cambio que se materializó en el curso escolar 2014-2015 y que ha hecho posible un aumento de la matriculación (el curso 2017-2018 ya contaba con un total de 237 alumnos).

Pedagogía

Para Mendigoiti lo fundamental es el cambio de mirada, poner al niño en el centro y hacerle partícipe de su propio aprendizaje. Es por eso que apuesta por las pedagogías activas.

A partir de ahí, su pedagogía se nutre de muchas miradas y experiencias: la vida práctica y las propuestas de lectoescritura y lógico-matemáticas de Montessori; el contacto con la naturaleza, la espiritualidad y la imaginación de Waldorf; los 100 lenguajes del niño de Reggio Emilia, la educación creadora, la psicomotricidad Aucouturier… Todo ello sienta las bases de su metodología, la cual gira en torno a dos ejes fundamentales:

  • Ambientes: espacios estimulantes, ordenados y estéticos con diferentes propuestas vinculadas a las necesidades de los niños. Por ellos transitan los alumnos libremente durante una parte de la mañana.

Mendigoiti IP - Ambiente1 Mendigoiti IP - Ambiente2 Mendigoiti IP - Ambiente3 Mendigoiti IP - Ambiente4

  • Aprendizaje basado en proyectos: los alumnos adquieren conocimientos y competencias mediante la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real. Un método de aprendizaje que favorece el pensamiento crítico y científico.

“Aquí los niños no hacen lo que quieren, sino que quieren lo que hacen, porque nace de un interés propio y porque aprenden jugando”

Todo ello, provoca un cambio de roles, ya que la enseñanza deja de ser unidireccional. Los maestros observan, plantean propuestas y acompañan durante el proceso. 

¿Quiénes son?

El equipo docente está formado por personas curiosas que no dejan de formarse e inspirarse. Precisamente, es ese interés por querer conocer más lo que les ha hecho (y les sigue haciendo) viajar a diferentes realidades de dentro y fuera de España: Finlandia, la escuela de metodología Waldorf de Trokoniz en Vitoria, Reggio Emilia, los colegios Martinet y Congrés Indians de Barcelona… Viajes pedagógicos que enriquecen personal y profesionalmente, dando lugar a profundas reflexiones que van transformando la pedagogía de la escuela.

La escuela

Mendigoiti es una escuela pública que abarca la etapa educativa de los 3 a los 12 años (segundo ciclo de Educación Infantil y Educación Primaria completa). En cuanto al modelo lingüístico, el centro oferta un único modelo D, tratándose así de un proyecto de inmersión lingüística.

La organización del espacio es cambiante, así como lo es también la del tiempo, ya que se va transformando según lo va haciendo la pedagogía. Sin embargo, podemos distinguir algunas zonas principales:

  • Espacios de referencia de cada grupo (3 años A, 4 años B…)
Mendigoiti IP - Uno de los espacios de referencia de Educación Infantil
Mendigoiti IP – Uno de los espacios de referencia de Educación Infantil
Mendigoiti IP - Uno de los espacios de referencia de Educación Primaria
Mendigoiti IP – Uno de los espacios de referencia de Educación Primaria
  • Espacio de matemáticas Montessori

Mendigoiti IP - Espacio de matemáticas Montessori

  • Espacio de psicomotricidad Aucouturier
  • Pasillos: un espacio más de aprendizaje.
Mendigoiti IP - Pasillo
Mendigoiti IP – Uno de los pasillos, donde podemos encontrar diferentes ambientes
    • Espacio para la siesta
    • Biblioteca
    • Espacio para las familias
    • Comedor
    • Polideportivo
    • Huerta urbana

¿Dónde está?

La escuela se encuentra ubicada en el barrio de Mendillorri, en Pamplona (Navarra).

Acerca de Carolina Blázquez

Maestra de Educación Infantil y amante de la música, de las ideas diferentes, de los detalles y de las cosas simples y ordinarias.

Ver todas las entradas de Carolina Blázquez →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *