¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?

¿No os habéis preguntado alguna vez por qué las princesas tienen que ser rosas y los príncipes azules? Sólo son colores, pero todos sabemos que el problema no está ahí, sino en lo que esconden detrás: los estereotipos y los roles de género. Pero, ¿hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?

Raquel Díaz Reguera nos habla en este cuento de Carlota, una princesa que no quería ser como las demás. Una historia sobre la igualdad de oportunidades y la coeducación.

Carlota era una princesa rosa. Con su vestido rosa, su armario lleno de ropa rosa. Pero Carlota estaba harta del rosa y de ser una princesa. Quería vestir de rojo, de verde o de violeta… No quería besar sapos para ver si eran príncipes azules. No quería príncipes azules. Carlota siempre se preguntaba por qué no había princesas que surcaran los mares en busca de aventuras. O princesas que rescataran a los príncipes de las garras de un lobo feroz. O princesas que cazaran dragones o volaran en globo.

Como dice Carlota: “Yo no soy una flor, soy una niña”. Y como todos los niños, lo que quiere es vivir aventuras y conocer el mundo.

¡Feliz miércoles!


FICHA TÉCNICA

  • Título: ¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?
  • Autora: Raquel Díaz Reguera
  • Editorial: Thule
  • Año de edición: 2010

Acerca de Carolina Blázquez

Maestra de Educación Infantil y amante de la música, de las ideas diferentes, de los detalles y de las cosas simples y ordinarias.

Ver todas las entradas de Carolina Blázquez →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *